Liberalización del mercado energético = Beneficio para el consumidor?

Jamás se me había quedado una cara tan descolocada como cuando esta mañana una operadora de Gas Iberdrola me ha dicho que no podía ayudarme con una incidencia porque no tenía contratado el servicio de mantenimiento … No se si a ti te sorprende o no, a mi muchísimo porque es la primera vez que no se exactamente por qué pago una factura a una empresa.

Me explico. Desde muy pequeñito tenía entendido que se “pagaba” una cantidad económica a cambio de un servicio/producto que me aportara algún valor. Con la edad esa creencia se fue afianciando, y posteriormente en la carrera y en el MBA me reafirmaron en mi creencia. Es más, siempre que por mi mente pasa la idea de “montar un negocio” la pregunta que me hago es ¿Por qué estaría alguien dispuesto a pagar? Evidentemente ese algo por el que alguien estaría dispuesto a pagar es lo que una empresa añade en la cadena de distribución para que el producto/servicio llegue al usuario final.

Pues al parecer ese concepto ha cambiado .. Resulta que esta mañana al levantarnos nos hemos dado cuenta de que no había “agua caliente”, por lo que he llamado a la compañía a la que hace unos meses cambie como “operador” de gas, cambié de Gas Natural a Iberdrola .. y que error!! Resulta que la señorita que me ha atendido ha intentado convencerme de que para que se resuelvan incidencias con el suministro del gas tienes que pagar “el mantenimiento” … mmmm “mi no entender”… entonces para que se supone que se les paga a estas empresas intermediarias, que se suponía iban a dinamizar el mercado, optimizar los precios y en definitiva mejorar el panorama desde el punto de vista del consumidor? Al parecer, y como siempre, nos vendieron una moto…

Lo único que tenía que haber hecho la operadora de Gas Iberdrola era haberme informado de si había alguna incidencia en el área, pero soy tan cutre que “no estoy pagando por ello” … Increíble!! Evidentemente me quito intermediarios y me vuelvo a Gas Natural a la voz de ar!! ya que en una situación similar hace unos meses si pudieron, o al menos por el mismo precio (si te fijas los precios y descuentos son en el “término” fijo que no es lo más costoso de la factura) incluyen el “servicio de resolución de incidencias”, que yo suponía que estaba incluido en todas las facturas de suministros que pago.

Para terminar de decidirme a volver a Gas Natural,  a la misma señorita le pregunto si me puede pasar con el departamento al que dirigir mi queja y me dice que es ella misma y que por lo que me quiero quejar no puede tomar nota de mi queja .. se me ha vuelto a quedar la cara “ojiplática”!!! Eso si, si quiero puedo dirigir mi queja al Apartado de correos 61017, 28080 de Madrid … Irá alguien a por el correo a ese apartado??

Alguien sabe de algún organismo al que dirigirse que regule a estas empresas??

Menudas leyes aprueban nuestros políticos!!! Y luego se preguntarán por qué estamos tan descontentos con TODOS ELLOS …

Hola, quería una “hoja güe” para internet.

El otro día recibía la llamada de alguien preguntándome si:

1. Es caro 300€ bimensuales por “posicionamiento de la WEB”?.

2. Opinión acerca de “la Web”, no de internet entera, solo del WebSite de una compañía. 😉

Mis respuestas, fueron:

1. Si, es caro.

2. La “güeb” muy bonita, pero poco útil.

Todo lo relacionado con la empresa y sus inversiones tiene una (o varias) formas objetivas de medirse (VAN,TIR,ROI, …) pero hay una que en este caso es elemental:

– Cuantos clientes nuevos has obtenido desde que estas invirtiendo x€ en tu WebSite?

Esto mismo se lo pregunté a mi interlocutor y la respuesta fue: Ni idea.

Obviamente invertir 150 euros mensuales, sin conocer como impacta en tu negocio, es un desperdicio de dinero, una inversión nefasta. Pero tan mala es la idea de realizare esa inversión, como malo es el servicio prestado. Me explico. Es obvio que cuando se contrata a una empresa especializada en SEO, SEM, posicionamiento en Internet, etc, se hace o bien porque no se tiene tiempo, pero eres consciente de lo que tienen que hacer y que has de esperar, o bien porque como en el caso del 80% de las empresas, sobre todo las pymes, lo has escuchado en alguna conversación, por azar han contactado contigo, o cualquier otra circunstancia fortuita y que el empresario/responsable de la inversión jamás hubiera tenido en cuenta, por lo que quien presta el servicio debería dar un valor añadido, explicando que, como, cuando y los resultados que se obtendrán/obtenidos por sus servicios, medidos objetivamente. Creo que esto es algo bastante común, y como en todos los sectores existen “PIRATAS” que lo único que buscan es maximizar el beneficio, minimizando el tiempo dedicado … claro, eso es lo que persiguen todas las compañías no??, si pero con un poquito de ética y sin llevar el concepto a los extremos.

El segundo punto es más de lo mismo, pero por parte de otra empresa. En este caso no se trata de posicionamiento, sino de la web corporativa. Siempre que sale el tema en alguna conversación lo repito hasta la saciedad, basar toda tu web en “un FLASH” no es buena idea. No lo es simplemente porque estás auto-obligándote a contratar empresas del tipo descrito en el párrafo anterior (claro, preferiblemente del tipo “no pirata”) para que los principales buscadores puedan conocer a que te dedicas y que ofreces. En el caso que comento, la página principal, la que “ven” y usan para indexar los buscadores no contiene otra información que no sea la estrictamente necesaria para invocar al objeto FLASH, Por no tener, no tiene ni “Title”… El diseño, precioso, llamativo, animaciones por aquí, animaciones por allí, tirabuzón a la entrada y doble pirueta hacia atrás a la salida, pero “metainformación” válida y que ahorre o reduzca inversiones posteriores … 0. De nuevo, creo que no se trata simplemente de “hacer lo que te piden”, se trata de aportar valor añadido y orientar al cliente sobre un tema en el que se supone la empresa proveedora es experta.

Moraleja, cuidado a quien se contrata, busca referencias, trabajos anteriores, opiniones de terceros sobre como y que hacer, consulta a más de un proveedor, no sólo por negociar el coste, sino por ver cual de ellos “añade valor” a tu necesidad, y sobre todo pide información objetiva y medible sobre los resultados que se van a obtener.