Cambios … ¿ medicina para la mente ?

A veces, supongo que dependiendo de la persona, un cambio laboral puede reactivar las “ganas (si es que estas existen) de trabajar”. Como digo, supongo que depende de la persona, pues hay quien prefiere saberse “seguro” con lo conocido (aunque esa seguridad dependa de otros, y estos otros de otros, y así decimal periódico) y no experimentar cambios, que de alguna manera puedan suponer un riesgo en su actividad cotidiana, o en su vida más a medio/largo plazo. En mi caso, esa monotonía me desgasta y estresa aún más que el propio cambio en si. Supongo que dependerá también del tipo de actividad, pero en general, poder cambiar de entorno, de problemas y de ritmo, me da vida.

Esta reflexión viene porque, como es obvio, recientemente he cambiado de actividad. Si, en los momentos que estamos y me lio la manta a la cabeza. Obviamente ha sido alguno muy premeditado y con cierta seguridad (aunque en este mundo nada es seguro 100%). Es un cambio de actividad por completo y de sector … si, aunque también relacionado con IT, aunque desde otro punto de vista.

El cambio además de profesional, personalmente creo que tambien va a suponer una mejora, es más, incluso para este blog supondrá un valor añadido al tener nuevos temas sobre los que hablar/opinar.