¿Quién se ha llevado mi queso?

Echando un vistazo rápido a mi fuente principal de noticias ( 😉 ), encuentro 2 relacionadas ( una y dos ) y que siempre que leo algo sobre el tema, llego a la misma conclusión.

Una de las cosas con las que más se machaca en el ámbito empresa es la necesidad de adaptación de tu negocio a:

  • El entorno
  • Necesidades de los clientes

El tema de las discográficas (no, no me refiero a las acompañantes de Rodolfo) es un tema que supongo (y sobre todo espero) se trate en un futuro en cualquier Master y carrera relacionada con el mundo empresa, si no se está usando ya como “caso”, pues creo que es uno de los mejores ejemplos de como no actuar y dirigir un negocio.

mmm Pero si no es únicamente una Discográfica en concreto, si es el Sector!!! Mejor aún, el mejor ejemplo de como no se debe dirigir un negocio y seguir los pasos del sector en el que actúas.

Señores, ¿nadie les a dicho que corriendo los tiempos que corren la empresa tiene una necesidad imperiosa de reinventarse constantemente para dar al cliente lo que el cliente desea? ¿Pero esto no era una máxima en marketing? Pues esta gente o no la conoce o no lo entendió cuando lo escucharon.

Esta claro que el modelo de negocio tradicional de las discográficas era lo que las compañías deseaban, no lo que los clientes demandaban, pero claro no había manera alternativa de obtener el producto/servicio (aunque siempre han existido las copias ilegales, para que engañarnos <cassettes>) hasta que allá por 1.995 (que lejos se ve ya, ¿no?) aparecen las “autopistas de la información” y con ellas un efecto colateral no previsto por los grandes intereses económicos: ¡Internet llegó para quedarse, Y PONER EN CONTACTO A LAS MASAS!

Y aquí es donde comienzan los problemas y crecen de manera exponencial. No ha sido hasta después de muchos años (unos 15), cuando se han decidido a mover ficha y buscar alternativas, ofreciendo al cliente, lo que el cliente desea. Esta claro que los beneficios que obtenían cuando actuaban en cierto modo como un monopolio, hoy en día son difíciles de obtener, pero es que no siempre llueve a gusto de todos.

Recuerdo que hace unos años, justo previo a un cambio organizacional importante, nos regalaron un libro a todos los empleados “¿Quién se ha llevado mi queso?”. Me parecio especialmente interesante la forma en la que se narra y lo ilustrativo y grafico que es: O cambias y te adpatas, o estas muerto.

Mala influencia…

Hace unos días (sólo comento información de hace unos días???) leí esta noticia. Como resumen:

Nowack ha explicado que los jefes “inadecuados” están detrás del estrés del trabajador, de gran parte de las bajas laborales y de una menor productividad, además de los abandonos de las empresas. Los grupos de trabajo mal gestionados son, de media, un 51% menos productivos y un 44% menos rentables que los bien dirigidos.

Supongo que a nadie sorprende, pero lo que me parece reseñable es que se haya medido objetivamente. Como todo, cuando algo es medido desde un punto de vista objetivo (con cifras) es más impactante y suele tener un efecto e impacto mayor.

Desde mi punto de vista un jefe no se hace, nace. Me explico. Un directivo no es mejor por conocer muchas teorías de management, por tener el beneplácito de su inmediato superior para “ordenar y mandar”, además necesita de cualidades innatas que le hacen tener un halo de algo invisible que le concede “el poder”, casi divino, para influir en los demás. Si a este tipo de personas le sumamos una correcta formación, tenemos a alguien con aptitud y actitud (esto recuerdo habérselo oído hasta la saciedad a mi profesor de RRHH del MBA).

La aptitud es algo que se va adquiriendo con el tiempo y los cursos de formación que se van realizando, y con ese mismo tiempo alguien sin preparación puede llegar a ser un experto en cualquier materia. ¿ Por qué matizo que “puede llegar a ser” ? Porque depende de su actitud, algo innato y aunque en cierto modo moldeable, es muy difícil … bueno al menos a priori poco “corregible”. La aptitud se consigue, la actitud se posee. Digamos que si tuviésemos que medir cada una de ellas, la primera se mediría con el CI y la segunda con algún tipo de escala de la Inteligencia Emocional.

Creo que la actitud (como afrontas y solucionas problemas) es incluso mas importante que la aptitud (para lo que estas preparado). Puedes ser el número 1 de tu promoción en la carrera que quieras, que como no sepas desenvolverte en tu entorno, estas acabado antes de empezar. Siempre pongo como ejemplo a un compañero que tuve hace ya algunos años (unos 10, que lejos queda!!!). Este hombre entro en la compañía porque era el numero 1 su carrera (Ingeniero Superior en Informática) y porque el propietario de la compañía tenía algún tipo de relación con la familia de esta persona. Realmente era un tío brillante y con unos conocimientos teóricos muy amplios y profundos, pero le faltaban los “skills” (como dicen las consultoras de RRHH) sociales necesarios. Duro 3 o 4 meses en la empresa, no recuerdo exactamente. Por el contrario nuestro jefe (era jefe directo de los dos) no había tenido relación con la informática hasta unos 6/7 años antes (que yo recuerde), cuando paso de ser un director de oficina de una sucursal bancaria aficionado a los ordenadores a director de I+d. La diferencia, este último movía a la gente, la ilusionaba (y no defraudaba) se entusiasmaba y lo trasmitía, tenía claro lo que quería y esta focalizado en conseguirlo. Esta persona a sido una de las que más han influido en mi trayectoria profesional, y a la que le estaré eternamente agradecido, aunque creo que nunca se lo comunique … (vaya esto tengo que comunicárselo antes de irme al otro barrio, donde no hay internet!! Gracias Antonio)

Además de todas estas divagaciones, otro de los aspectos que me parece importante comentar es la “preparación para ser jefe”. Está claro que es algo que al 90% de la población le interesa. Ejercer poder sobre los demás nos llama a todos. Sin embargo “ser jefe” (dirigir personas) no es tarea fácil y en muchas empresas, sino en todas las que conozco tienden a ir ascendiendo a los “técnicos” más memorables (que no siempre venerables) sin tener en cuenta más aspectos que la antigüedad, la familiaridad/consanguinidad/amistad. Dirigir personas no es lo mismo que conocer una tecnología determinada donde el comportamiento de la máquina, lenguaje de programación, etc … esta previsto en un 99,9%. Dirigir personas significa poner de acuerdo, convencer y alinear a personas con INTERESES COMPLETAMENTE DIFERENTES y en algunos casos opuestos. Significa por tanto, además de poseer “el poder” que comentaba un poco más arriba, conocer las herramientas necesarias y como aplicarlas. Creo que al menos en este país y en este sector (TI) en el que yo me muevo no se diferencia suficientemente las carreras profesionales Técnicas y Directivas, al contrario que en otros países. Obviamente a medida que vas teniendo más responsabilidades, has de recibir y aplicar ciertas habilidades directivas, pero no es lo mismo si tu responsabilidad esta directamente relacionada con la dirección de personas que con cualquier otro ámbito más técnico.

Moraleja: NO TODO BUEN TÉCNICO TIENE POR QUÉ SER BUEN “JEFE”.

Gestor vs Lider.

Hace poco contesté a una pregunta que se planteaba en uno de los foros de la red de contactos LinkedIn y hoy he recibido la notificación de que con mi respuesta y la de los demás usuarios se ha hecho una presentación que está disponible y visible en esta dirección.

Ahora me va a poder la vanidad… Mi respuesta está en la diapositiva 98. Tan sólo matizar que donde pone “aptitude” debería poner “attitude”. Matiz importante.

Ya no hay excusa

La verdad es que si te detienes a analizar los descubrimientos y avances de la ciencia, te dan escalofríos.

Hace unos días leí la noticia en uno de los diarios gratuitos que se reparten por la mañana y hoy me he acordado (y he tenido tiempo). Este es el enlace más “formal”.

Por resumirlo, aún más de lo que está en ese artículo, nuestro cerebro presenta un patrón de actividad identificable, justo unos segundos (unos 30 creo recordar de otro enlace) antes de cometer un error, cuando realizamos actividades monótonas y aburridas, que por otra parte es completamente lógico ya que nuestro foco de atención no es por lo tanto la actividad que realizamos, sino lo que inconscientemente más nos preocupa.

Para mi esta noticia tiene dos lecturas.

1. ¿ De qué manera se puede aplicar este estudio para aumentar nuestra calidad de vida? ¿ En qué ámbitos de la empresa es aplicable ? Se me ocurren, también, algunas aplicaciones directas, por ejemplo en el ámbito de la automoción. ¿ Lograríamos reducir los errores humanos y los consecuentes accidentes de circulación y reducir el número de muertos en carretera ? En el escueto artículo se señalan un par de ellos más.

2. ¿ Hacía donde se dirige nuestra especie ? Me explico. Cada vez somos menos capaces de subsistir como especie por nuestros propios medios, como el resto de especies animales (si, es verdad que eso es precisamente lo que nos diferencia de ellas) y utilizar nuestros instintos y capacidades. Empezamos a vivir en un mundo en el que todo esta controlado, supervisado, mejorado y algún que otro adjetivo por máquinas que hacen que trabajemos menos (y esto incluye menos actividad cerebral). ¿ Qué ocurriría si un día determinado en este planeta no dispusiésemos de energía eléctrica ? ¿ sabrías con quien has quedado ese día ? ¿ Serías capaz de llegar a tiempo a alguna de las pocas citas que fueses capaz de recordar ? ¿ No te sentirías desorientado al no conocer que ocurre en lugares más alejados de un 1 km a tu alrededor ? La verdad es que cualquier parecido de las películas de ciencia ficción NO es mera coincidencia, cada vez más nos acercamos a mundos como los descritos en Minority report, Matrix, etc…

Evidentemente todos estos avances serían realmente responsables directos de nuestra evolución si se hiciera un buen uso moral y ético de los mismo. El problema es que no siempre es así y en esos casos obtenemos justo el resultado opuesto, ¿ involución ?

En definitiva, prepárate pues en un futuro no muy lejano, en una galaxia muy conocida, no podrás cometer errores. NO HABRÁ EXCUSAS.

Offshoring

Cada vez estoy más convencido de que esto de la gestión, va por “tendencias”. Algún iluminado suelta el rumor que tal o cual cosa es “lo mejor de lo mejor”, y acto seguido los “Líderes” hacen caso cual corderitos al gurú del management que está de moda.

Offshoring (según Wikipedia):

outsourcing internacional es la relocalizacón de procesos de negocios de un país a otro, usualmente en busca de costos más bajos o mano de obra. Incluye procesos como producción, manufactura, servicios, e incluso innovación o investigación y desarrollo (I+D).

En los comienzos lo suyo era enviar todo lo que a nosotros nos cuesta hacer, a países como India, donde la mano de obra y los costes son mucho más reducidos que los nuestros, y por lo tanto reducimos costes “directos” del proyecto. Pero claro, nos dimos cuenta que no tenemos un nivel de Inglés lo suficientemente bueno como para “no tener problemas” y lo que se reducía por un lado, lo gastábamos en “costes de control”, Overrun, etc … Vimos la luz. Lo suyo es que se haga en un país de lengua hispana y con unos costes al menos muy similares a los de países como India. Bueno en TI no son tan buenos como los primeros, pero … A ver que vemos por el mapa….. Venga a este que además es de los menos conflictivos de la zona, a pesar de tener sus problemas (corralito, etc….). Y allí es donde van muchas de las grandes, o al menos donde recomiendan ir a sus proveedores, para reducir costes.

El tema es: es efectivo este tipo de procesos para cualquier tipo de proyecto (relacionado con TI) ?  Mi respuesta es que depende del tipo de proyecto y de las expectativas de reducción de costes.

No es lo mismo encargar un desarrollo que gestionar un entorno. Ya lo decía un famoso cantante, No es lo mismo. Si bien en el primer caso está claro (o debería estarlo por la documentación a entregar antes del arranque) lo que se ha de esperar, en el segundo no lo esta tanto. Si, que si SLA, KPI, y demás siglas, pero al final se va solucionando lo que va ocurriendo en el día a día, que por cierto no coincide en sus horas de oficina.

Si ya es complejo solucionar problemas en la distancia (también es verdad que no todos requieren de proximidad) se le añade el hecho de que para cubrir con las expectativas de reducción de costes, se tiene, al menos, la tentación de contratar a personal muy poco cualificado, y sin experiencia (“juniors”), a los que por lo que cobran les va a dar igual ser ingeniero de sistemas, que dependiente de hamburguesería. El grado de rotación es muy alto, y la calidad del servicio muy baja. Pero claro al gurú de moda, que en la mayoría de los casos llega, hace “la consultoría” y se va, los problemas posteriores no le importan, o si … pero eso ya es otra factura diferente.

Hoy no me puedo levantar (..o no quiero)

Hace unos días leía esta noticia, según la cual el 22% de los empleados de la comunidad de Madrid (funcionarios) y el 4% de los empleados de empresas privadas no asisten a su lugar de trabajo por bajas médicas o permisos.

Es obvio que el trabajo, al ser una actividad “obligatoria” para la gran mayoría de los habitantes de este planeta, no se realiza con el mismo entusiasmo que se realizan actividades elegidas libremente, y es obvio, también que es una cuestión de motivación. Según Douglas McGregor (D. McGregor en inglés y en castellano), la definición de motivación es:

“La motivación refleja el deseo de una persona de llenar ciertas necesidades. Puesto que la naturaleza y fuerza de las necesidades específicas es una cuestión muy individual, es obvio que no vamos a encontrar ninguna guía ni métodos universales para motivar a la gente”

Según McGregor la actitud del directivo se modifica en función de como este “percibe” a sus empleados, existiendo 2 posiciones extremas, Teorías X e Y.

Según la Teoría X, el directivo percibe a sus empleados como simples y llanos “escaqueados”, sin ningún tipo de implicación y dedicando el menor esfuerzo posible a todo lo relacionado con la compañía en la que trabaja (esta es una definición muy simplista y de cosecha propia). Por el contrario, la Teoría Y, moviéndose al extremo completamente opuesto, dice que el directivo percibe a sus empleados como personas implicadas, con iniciativa y dispuestas a afrontar responsabilidades, en definitiva implicados con la compañía.

La manera de ejercer la dirección en función de cada una de estas 2 teorías es, también, completamente opuesta. Si bien en el caso de la Teoría X, el directivo será autocrático, estricto y rígido con sus empleados, en el caso de la Teoría Y, se comportará de una manera democrática, delegativa y flexible, entre otros adjetivos.

Ahora tan sólo tienes que recordar a tu “jefe” y conocerás que piensa de ti .. de sus empleados. 😉

Más recientemente se desarrolló la Teoría Z (de William Ouchi, inglés), según la cual se debe buscar una relación de “larga duración” y confianza entre empresa y empleado. Típica de las organizaciones Japonesas.

Existen más teorías de este tipo, pero las más conocidas en este ámbito son estas 3.

La existencias de tantas teorías no hace más que refrendar lo complicado del asunto. Motivacionalmente hablando, todos somos diferentes y tenemos diferentes necesidades, aquí también aplica la teoría de la pirámide de Maslow (Abraham Maslow) y el estadio personal en el que nos encontramos, y por lo tanto lo que para una persona puede ser altamente motivante, puede tener el efecto opuesto para la que se sienta a su lado.

¿ En que puede radicar la diferencia entre los 2 porcentajes presentados al principio de este artículo ? Porque no creo que las personas que trabajamos para la empresa privada, tengamos un porcentaje de motivación tan diferente como muestran los porcentajes. Si atendemos a las teorías expuestas se podría achacar algún grado de responsabilidad en este porcentaje de absentismo a los diferentes directivos que trabajan en las administraciones públicas (al menos en Madrid, de donde proceden estos datos) . Pero personalmente aunque supongo que alguna responsabilidad tendrán los directivos “públicos”, creo que hay un par de factores aún más influyentes: El “acomodamiento” y la seguridad.

Históricamente las épocas en las que menos desarrollo tecnológico ha habido, coinciden con aquellas en las que el factor mano de obra salía más barato, cuando se usaban esclavos. De alguna manera, y por asimilar las dos situaciones, a mayor grado de seguridad y menor competencia, mayor grado de “acomodamiento”. ¿”Si esto lo tengo seguro, para que hacer <excesos>”? No quiero con esto decir que no esté a favor del empleo público, que si lo estoy, pero entendido y gestionado de otra manera, sobre todo cuando lo que está en juego, en parte, es mi dinero.

————————–

Enlaces que he encontrado interesantes y en los que he basado este artículo:

http://www.monografias.com/trabajos15/motivacion/motivacion.shtml

http://jamurblan.wordpress.com/2008/03/25/la-teoria-x-e-y-de-douglas-mcgregor-en-la-informatica/

http://www.12manage.com/methods_mcgregor_theory_X_Y_es.html

http://www.wikilearning.com/monografia/la_motivacion-teorias_x_y_y_de_mc_gregor/16110-7

http://www.gueb.org/motivacion/Teoria-X-Teoria-Y-McGregor

Llegó la jubilación

No, no, la mia no, ojalá!!! pero aún me quedan algunos años para esto.

Llego la jubilación de mi actual PC. Sinceramente firmaría ahora mismo donde fuese, porque el nuevo me dure como mínimo lo mismo que este que ahora retiro, 9 años y pico!!! Tiempo en el que aseguro que ha sido usado para casi todo, desde desarrollo al principio hasta pasar semanas enteras encendido “conectado a Internet” … su uso más haitual. La verdad es que me funcionaba bien. Entonces por qué lo cambias? porque últimamente me he dado cuenta que me pasaba más tiempo esperando, que ejecutando aplicaciones, y si encima se trataba de mover vídeo … lo último 1 día y medio para pasar un documental de dvix a formato DVD.

El lunes, cuando fui a comprar los nuevos componentes (hay parte que mantengo) me sentí completamente un “novato” y/o desfasado. La mitad de la terminología que yo usaba cuando compre el que ahora retiro, al vendedor ni le sonaba!!! Por supuesto tuve que enterarme antes de “como pedir un procesador” y cuales son los disponibles hoy en día, sobre todo para no sentirme “mayor”. Es que había términos que yo creo que el chaval que me atendió sólo había oído a sus “mayores”!!! En fin.

Buscando información acerca del tiempo de vida medio de un pc, he encontrado este enlace
, que dice que la vida media de un PC para “trabajo” es de 3-4 años, siendo 5 para uso doméstico.

En mi caso, creo que está más que justificada la inversión que hice, pues casi he duplicado el tiempo de vida “estimado” para estos aparatos. Esto me hace consciente de:

1.-Como han bajado los precios de estos aparatos, el equivalente de los componentes del PC que retiro con los que he comprado ahora son de unos 400€ (más o menos) a unos 140€. El primer dato es aproximado.

2.-Realmente es necesario cambiar de PC con tanta frecuencia como indican esos estudios? Me refiero, se cambia por que se “rompe” o porque no dan más de sí?

Con respecto a esta segunda pregunta, intuyo que la respuesta es más bien que no se “rompen” tanto.

Si vemos este mismo aspecto desde el punto de vista de la empresa, lo podemos afrontar de 2 formas:

a.- Comprar, amortizar y estirar al máximo el tiempo de uso de los mismo

b.- Renting de ordenadores (renting tecnológico).

Con respecto al punto a), no es fácil encontrar información actualizada (por aquello del cambio del PGC reciente) al respecto. Copio aquí el ejemplo concreto que he encontrado en un software gratuito (fabricante del cual no percibo ingresos!!):

Ejemplo de cómo calcular los límites en años y en porcentaje.

Imagine que ha localizado en las tablas el elemento “Equipos para procesos de información”; verá que tiene un coeficiente máximo del 25 % y un período máximo de 8 años.

1.- Si quiere saber los límites en porcentaje entre los que se puede amortizar haga:
100 / 8 años = 12.5 % es el porcentaje mínimo en que puede amortizar. El máximo lo da la tabla y es el 25 %. Por tanto, puede amortizar el porcentaje que desee entre el 12.5% y el 25%.

2.- Si quiere los límites en años entre los que se puede amortizar haga:
100 / 25 % = 4 años es el número de años mínimo en el que puede amortizar. El máximo lo da la tabla y es de 8 años. Por tanto, podrá amortizar su ordenador a lo largo de un periodo comprendido entre 4 y 8 años (es decir, en 4, 5, 6, 7 ó 8 años).

Resumiendo: un PC comprado a un precio de 600€ (de media) podremos amortizarlo un máximo de 150€ y entre 4 y 8 años, que por lo que se comenta más arriba, casi que se debería hacer en 4.

Esta opción implica que cada cierto tiempo, nos veremos obligados a renovar COMPRANDO nuevos ordenadores, y a comenzar con el ciclo de nuevo.

En cuanto a la opción b), el renting que se pagaría por 5 equipos dependiendo de la configuración de los mismos estaría comprendido entre 115€+Iva y 195€+Iva. No voy a hacer publicidad, pero en la primera página de resultados de la búsqueda se llega a una de estas empresas. El renting al ser un alquiler es un gasto fiscálmente deducible. Los PC nunca serán nuestros, pero tampoco tendremos que preocuparnos por que se “rompan”, su verdadero propietario es el responsable de su reposición inmediata.

En España hay numerosas empresas y entidades financieras que ofrecen este tipo de productos, si es rentable o no, es cuestión de casos particulares, pero en general si lo es, de echo la evolución de las ventas de este producto lo demuestra.

Hola, quería una “hoja güe” para internet.

El otro día recibía la llamada de alguien preguntándome si:

1. Es caro 300€ bimensuales por “posicionamiento de la WEB”?.

2. Opinión acerca de “la Web”, no de internet entera, solo del WebSite de una compañía. 😉

Mis respuestas, fueron:

1. Si, es caro.

2. La “güeb” muy bonita, pero poco útil.

Todo lo relacionado con la empresa y sus inversiones tiene una (o varias) formas objetivas de medirse (VAN,TIR,ROI, …) pero hay una que en este caso es elemental:

– Cuantos clientes nuevos has obtenido desde que estas invirtiendo x€ en tu WebSite?

Esto mismo se lo pregunté a mi interlocutor y la respuesta fue: Ni idea.

Obviamente invertir 150 euros mensuales, sin conocer como impacta en tu negocio, es un desperdicio de dinero, una inversión nefasta. Pero tan mala es la idea de realizare esa inversión, como malo es el servicio prestado. Me explico. Es obvio que cuando se contrata a una empresa especializada en SEO, SEM, posicionamiento en Internet, etc, se hace o bien porque no se tiene tiempo, pero eres consciente de lo que tienen que hacer y que has de esperar, o bien porque como en el caso del 80% de las empresas, sobre todo las pymes, lo has escuchado en alguna conversación, por azar han contactado contigo, o cualquier otra circunstancia fortuita y que el empresario/responsable de la inversión jamás hubiera tenido en cuenta, por lo que quien presta el servicio debería dar un valor añadido, explicando que, como, cuando y los resultados que se obtendrán/obtenidos por sus servicios, medidos objetivamente. Creo que esto es algo bastante común, y como en todos los sectores existen “PIRATAS” que lo único que buscan es maximizar el beneficio, minimizando el tiempo dedicado … claro, eso es lo que persiguen todas las compañías no??, si pero con un poquito de ética y sin llevar el concepto a los extremos.

El segundo punto es más de lo mismo, pero por parte de otra empresa. En este caso no se trata de posicionamiento, sino de la web corporativa. Siempre que sale el tema en alguna conversación lo repito hasta la saciedad, basar toda tu web en “un FLASH” no es buena idea. No lo es simplemente porque estás auto-obligándote a contratar empresas del tipo descrito en el párrafo anterior (claro, preferiblemente del tipo “no pirata”) para que los principales buscadores puedan conocer a que te dedicas y que ofreces. En el caso que comento, la página principal, la que “ven” y usan para indexar los buscadores no contiene otra información que no sea la estrictamente necesaria para invocar al objeto FLASH, Por no tener, no tiene ni “Title”… El diseño, precioso, llamativo, animaciones por aquí, animaciones por allí, tirabuzón a la entrada y doble pirueta hacia atrás a la salida, pero “metainformación” válida y que ahorre o reduzca inversiones posteriores … 0. De nuevo, creo que no se trata simplemente de “hacer lo que te piden”, se trata de aportar valor añadido y orientar al cliente sobre un tema en el que se supone la empresa proveedora es experta.

Moraleja, cuidado a quien se contrata, busca referencias, trabajos anteriores, opiniones de terceros sobre como y que hacer, consulta a más de un proveedor, no sólo por negociar el coste, sino por ver cual de ellos “añade valor” a tu necesidad, y sobre todo pide información objetiva y medible sobre los resultados que se van a obtener.