El debate está servido:
Cómo evitar seguir pagando al banco tras perder la casa

Evidentemente, y como era previsible, el momento en el que crece el número de hipotecas que se ejecutan por las entidades de financiación (Bancos y Cajas) que estuvieron concediendolas sin ningún criterio de riesgo, ha llegado.

Permitir o no permitir, esa es la cuestión.

¿Permitir que una familia con problemas económicos, que compró en su momento una vivienda mediante una hipoteca, y que debido a esos problemas se ve en la terrible situación de tener que “entregársela” al banco, salde su deuda con la entidad a pesar de que el valor de mercado de la vivienda actualmente sea menor (en algunos casos, con mucha diferencia) a la cantidad pendiente de pago de la hipoteca?

Desde mi punto de vista la decisión no es nada fácil. Por un lado, tan culpable es el “propietario” en problemas (por dejarse llevar por el ansia de la especulación) como la entidad (por no haber sabido <o querido> hacer un análisis de los riesgos de la operación).

Por una parte y teniendo en cuenta que las entidades se han saltado a la torera todos los límites y requisitos que con anterioridad establecían para la concesión de préstamos/hipotecas, evidentemente es un problema de estas entidades. Asumieron un riesgo, y el riesgo se ha materializado.

Por otra parte, y teniendo en cuenta la importancia vital que  para nuestro sistema económico este sector (financiero) tiene, cualquier gobierno se va a ver forzado a “prestar ayuda” a dichas entidades, como ya se ha comprobado, ¿con qué dinero? pues si, con el tuyo, el mío y el del resto de contribuyentes, lo que significa que al final la fiebre especuladora y sus consecuencias las pagaremos todos, no sólo los que la provocaron.

No es necesario decir que esta situación no es justa, pues si bien es cierto que miles de personas cegadas por la fiebre del ladrillo y la especulación promovieron el alza continua de los precios hasta hacer casi inaccesible “un derecho constitucional”, también muchas otras fueron lo suficientemente coherentes como para no entrar en esa espiral y buscar soluciones alternativas (alquiler por ejemplo).

¿Debemos pagar todos o sólo los culpables? En cualquier otra situación la respuesta está más que clara, en esta al parecer no lo está tanto…

3 Comentarios en “y si tu vivienda no vale lo que le debes al banco?

  1. Bueno, opiniones hay para todos los gustos, pero a mí, si me dicen que escale una pared de 100 metros sin cuerda, por mucho que me aseguren que no pasará nada, no lo haré… creo que hay cierto paralelismo en cuanto a la asunción de riesgos por parte de las personas… y sí es cierto que quien debería pagar la crisis serían los culpables y no quienes han planificado su vida a largo plazo con cabeza, pero eso es otro cantar…

    Saludos.

  2. También hay que considerar las familias que no han comprado para especular, sino para vivir, y teniendo en cuenta que, en la sociedad española el alquiler pocas veces es una opción, son en realidad culpables de comprar lo que, en un momento el mercado ofrecía? Parejas que, necesitaban una vivienda para independizarse y formar una familia propia han sido los mas perjudicados. Por supuesto, los hay que han especulado, diciendo lo compre por 10 y ahora vale 50, y han arriesgado todo por el ansia del dinero “fácil”, y los hay que, comidos por el ansia han comprado sin ninguna necesidad, a lo loco y sin pensar, solo “como inversión” pero hay que tener mucho cuidado con como se “asignan” los cobros y las responsabilidades. Y lo dice alguien que en su día no se pudo comprar la casa que deseaba, sino la que se podía comprar, y muchos se rieron y alucinaron por mi quinto sin ascensor en un barrio modesto, pero es cierto que no me parece que deban pagar justos por pecadores. Ahora, a algunos les daba bien por saco y que paguen su imprudencia

  3. Yo considero que quien debe sufrir las consecuencias de este desaguisado es quien lo ha producido, y a mi corto entender esa es la Banca, precisamente la única que no lo va ha hacer.
    Cuando alguien presentaba cualquier proyecto empresarial, el banco pedía que se le presentase un detalle de bienes y garantías en las que se valoraba mas el ladrillo que se tenía que la viabilidad del negocio.
    Cuando alguien que vivía de alquiler, acorde con sus ingresos y pedía un préstamo para comprar un coche, si no tenía bienes necesitaba un aval, y así sucesivamente.
    Cuando alguien solicitaba un préstamo hipotecario el banco efectuaba una tasación con una empresa tasadora que era suya, no servía de otra y daba el préstamo en función de lo que el propio banco decía que valía el piso. ¿Hay derecho a que ahora el banco diga que vale menos?.
    ¿No creéis que en lugar de salvar bancos, el estado podría haberles comprado la deuda hipotecaria que tenían con una depreciación del 50% y que asumieran sus pérdidas como cualquier empresa que contráe riesgos? ¿y que el estado a quien salvara fuera a las familias que no pueden pagar la hipoteca, reconvirtiendo la propiedad en un alquiler con opción a compra mientras dure su situación?.
    Cuantos bancos han caido en España?, ninguno, ¿Cuantos han dejado de pagar dividendos? ninguno. ¿Es justo que mientras cierran empresas por que el flujo de financiación está cerrado y los bancos no ejercen su función de dinamizar la economía se les ayude con dinero público para efectuar su reflotamiento y pagar sus prejubilaciones? ¿Todavía te queda, Ricardo, alguna duda de quien debe ser quien cargue con el precio de la crisis? a mi no. Un abrazo

Deja un comentario