He tenido que mirar un par de veces la fecha del sistema para comprobar que no se trataba de una inocentada del día 28 de Diciembre:
Windows 8 sin ventanas, iconos..

Pero ¿qué invento es esto? (como diría la Saritísima)

Ahora que todos nos habíamos acostumbrado a tener “sienes y sienes” (en andaluz “cienes”) de ventanas abiertas con otras tantas aplicaciones y documentos, van y nos lo quitan.

No sé cuando es la fecha prevista de lanzamiento, pero lo que está claro es que supone un cambio “radical” en el entorno de usuario, y como todo buen informático sabe “el usuario es el peor enemigo”, el que más resistencia al cambio ofrece.

Espero que MicroSoft haya aprendido la lección con Vista en cuestión de compatibilidad de hardware, pues este es, para mi, el otro punto crítico. Más vale que si “los tiros” de Microsoft van por esos derroteros, comiencen ya, desde hoy, a “evangelizar” sobre este nuevo tipo de interfaz, claro que si lo hace antes de tener el producto, sus competidores pueden aprovechar la situación… mal asunto!!!

¿Será Ballmer el que aún este en el poder cuando se lance esta nueva versión?

Deja un comentario