Como no, el formato de libro electrónico con DRM de Kindle, ya ha sido “jaqueado” (Hackeado aún no está aceptado, ¿no?):
Rompen la protección DRM del Kindle

Hace unos meses escribí una entrada acerca de este nuevo dispositivo ( Los libros electrónicos, el nuevo juguetito para mantenermos entretenidos ) y del modelo de negocio que estos libros electrónicos, en lo referente a los contenidos, no al dispositivo, podían adoptar. Hoy, según el primer enlace, veo que es el tradicional, poner algún mecanismo DRM para impedir la copia. ¿Alguien en este nuevo negocio ha estado atento a los intentos de las industrias del cine y la música de los últimos años de poner DRM a sus productos? Por lo visto, casi seguro que no.

Mi pregunta es ¿Por qué abrir batalla siempre contra tus usuarios/clientes? ¿Es que no hay otra forma de generar ingresos más efectiva y menos denostada? Es sólo cuestión de pensar, ¿No?

Deja un comentario