Como dice el refrán “unos nacen con estrella y otros estrellados”, y creo que en el cuento de Microsoft está claro a quien le toco cada “regalo”.

Ayer leía el siguiente titular:

¿Ballmer fuera de Microsoft en 2010?

donde entre otras cosas puedes leer:

Ballmer cumplirá 10 años como CEO el próximo mes de enero, pero en Newsweek afirman que tendrá poco que celebrar. Bajo su mandato las acciones de Microsoft han caído a la mitad -aunque esto en realidad sea más debido a la crisis económica- y ha sido el responsable del fiasco de Windows Vista.

Hoy leo esto otro:
Microsoft no podrá vender copias de Word en Estados Unidos

… un Tribunal de Apelaciones ha fallado en que la firma no podrá vender su programa Microsoft Office en territorio estadounidense. Además, la empresa de Steve Ballmer deberá abonar una cuantía de 200 millones de dólares (140 millones de euros) a la firma canadiense en concepto de daños y perjuicios.

Si soy sincero a mi Ballmer nunca ha terminado de “caerme bien”. Es sólo una percepción pues no he tenido el gusto o el disgusto de conocerle en persona, pero mi percepción sobre él (comunicación no verbal sobre todo) no me da buenas vibraciones. Que no es que Gates sea lo más símpatico, agradable, empático, etc… del mundo, pero las “vibraciones” que desprende, el aura que le envuelve es muy diferente.

Independientemente de percepciones “extrasensoriales” de cada uno, lo que está claro es que Ballmer no ha estado en el mejor momento de Microsoft, o no ha sabido mantener el buen momento que le dejó Gates. Creo que ya lo he escrito en alguna otra entrada, y además en relación a Microsoft, desde mi punto de vista es muchísimo más difícil  mantener una posición de liderazgo, que llegar a ella. Y en esto está claro que Microsoft no ha sabido tomar las decisiones correctas para mantener esa posición, quizá porque no haya sabido escuchar lo que la sociedad, ya no sólo sus usuarios, demandaba y se centraron en proteger a capa y espada su imperio lo más impermeable posible, cuando precisamente el resto de competidores poco a poco entendieron que el modelo era otro. Es ahora cuando hacen esfuerzos por “abrir su corazón” a otros, aunque quizá un poco tarde …

Deja un comentario