Una de las cosas que a J.M. Aznar se le achacaban, sobre todo,  en su último mandato era lo Autoritario y poco flexible en que convirtió su “reinado”. Con Zapatero y su discurso de investidura (http://estaticos.elmundo.es/documentos/2004/04/15/discurso.pdf , lo interesante en la página 4, párrafo 10) en la que no pretendía excluir a nadie, vimos una manera de remediar lo que su antecesor había hecho mal, en lo que había errado.

Hoy, algunos años después nos encontramos con este titular:
Solchaga arremete contra “el presidencialismo” de Zapatero

¿ Qué ha pasado desde entonces ?

Supongo que al final, y como bien dice la frase, el poder corrompe, queramos o no. También pudiera ser que detrás de esas palabras “dialogantes” y de mente abierta, sólo se escondiera una estrategia premeditada, siendo conocedor de la queja general de la  sociedad hacia la actitud autoritarista de Aznar.

De cualquier manera, es cierto que este hombre parece no escuchar, no querer otras opiniones que no sean las suyas y le importa bastante poco que incluso en su partido critiquen ciertas actitudes, ahora ya de manera abierta.

¿Crees que Zapatero renovará mandato ?

Deja un comentario