No hace falta decir que el tema del canon digital que actualmente pagamos cuando compramos CDs/DVDs u otros dispositivos de almacenamiento, por decirlo suavemente, no “esta muy alineado” con nuestra constitución, pues en primera instancia, eres culpable de PODER almacenar obras con copyrigth, a pesar de que el fin último sea almacenamiento de ficheros generados por ti.

Pues bien, por fin alguien tiene un poco de sentido común y criterio:
A la SGAE se le acaba el chollo, canon digital exigible

Resumiendo, un juzgado de Sevilla obliga a la SGAE a devolver 1,12 euros a un usuario que destinó los CDs comprados a almacenar documentación sin copyright, pues fue generada por el mismo y para su uso.

Lo que esto significa es que ahora mismo cualquiera puede reclamar el canon pagado si demuestra que el destino de los soportes electrónicos fue para ficheros sin copyright.

¿ Te imaginas la que se podría montar en nuestro sistema judicial por una mala decisión política (dejémoslo en una decisión tomada por un mal asesoramiento) ?

No estaría mal.

Deja un comentario