BMW insta a sus empleados a que cambien sus coches de otras marcas por los de la firma

Esto me lleva a las siguientes conclusiones:

  1. Los empleados de BMW ganan un “pastizal”.
  2. La empresa subvenciona parte del precio del coche.

Supongo que los precios de esta marca de automóviles en Alemania será algo más baja que aquí en España, y supongo, también, que el poder adquisitivo de los alemanes al ser más alto que el Español, permitirá comprar un BMW como el que en España compra un SEAT (no tengo nada contra la marca patria, propiedad, por cierto, del grupo Alemán VAG).

Hace poco, leía otra noticia sobre algo parecido (Microsoft veta a sus empleados el uso del iPhone y la Blackberry). Reflexionando sobre ello, creo que los directivos de compañías que se ven obligados a invitar, y en algún caso a coaccionar, a sus empleados para usar productos propios, deberían a su vez reflexionar sobre el tema y hacerse algunas preguntas:

  1. ¿ Por qué mis empleados deciden usar productos de la competencia en lugar de los propios ?
  2. ¿ Puedo obtener algún beneficio del hecho de que mis empleados usen otras marcas ?
  3. y seguro que muchas otras más.

La verdad es que si todas las compañias obligaran a hacer lo mismo, en Ferrari no trabajarían nada mas que los “jeques”!!! vaya imagen, ¿ no ?

Deja un comentario