Leo (y escucho) esta mañana en unos 20 sitios diferentes que por fin para el 2.012 tendremos un cargador único para todos los terminales móviles (la noticia en uno de los enlaces que leo : Un cargador único para todos los móviles a partir del 2012).

¿ Por qué esa resistencia de todos los fabricantes a un único tipo de cargador ? Algunas respuestas pueden ser:

  • Un terminal móvil y un cargador son “productos complementarios“, al menos para terminales de la misma marca, de manera que vendiendo un terminal “Moquia”, por ejemplo, necesitas un cargador para esa marca.
  • Al homogeneizar las características de los cargadores, pueden, y de hecho entrarán nuevos fabricantes específicos de estos productos, y  al ampliar el volumen de producción se reducirán costes y como consecuencia también (al menos debería teóricamente) el precio de venta. Obviamente todo esto en detrimento de los actuales “productores” de cargadores específicos.
  • El precio de venta del terminal “debería” reducirse por una razón similar a la del punto anterior, y ello puede hacer reducir también indirectamente (pues los fabricantes de terminales son eso de terminales) los beneficios anuales.
  • Menos fidelidad a la marca, pues en cierto modo hoy en día, además de que nos “acostumbremos a los menus” de uno u otro fabricante, el hecho de tener ya un cargador “Moquia” hace que nos pensemos en pasarnos a un terminal “Choni” para el cual necesitamos un cargador diferente para casa, para la oficina, para el coche ….
  • Seguro que si seguimos pensando encontramos más …

Supongo que estas entre otras razones son por las que los diferentes fabricantes son tan reacios, porque obviamente bueno para el mercado es.

El hecho que se obligue a unificar puede sonar un poco a intervención en el mercado, ¿ no ? realmente están obligando a que la oferta se ajuste a unos criterios que de otra forma difícilmente el “mercado” iba a conseguir. Cada vez más dudo que esto del libre mercado funciones, y mucho menos a la perfección.

Deja un comentario