Una de las ventajas que presenta Internet frente a cualquier otro medio de comunicación es la rapidez e inmediatez con la que se expanden las noticias. Esto es bueno, pero también presenta inconvenientes. Si, obviamente me refiero a la difusión de HOAX (bulos) y su impacto.

Si, yo también fuí incauto en su momento y acepte, sin preocuparme de enterarme de la verdad, de un HOAX.

Sobre el que quiero escribir es sobre uno referente al consumo de ciertos medicamentos y que comienza así:

Medicamento Suspendido

DIFUNDIR
URGENTE, RIESGO DE MUERTE.

El Ministerio de Salud a través de la (Agencia Nacional de
Vigilancia Sanitaria) suspendió la distribución, manipulación,
comercialización denominada FENILPROPALAMINA

…..

Tenía todas las pintas de no ser de fiar, y hoy me confirman la sospecha, remitiendome a la siguiente página de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios: “Nota informativa de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios relativa a la Fenilpropanolamina“.

La pregunta es, ¿ quién es el responsable de lanzar estos bulos, las empresas con productos competidores ? ¿ Por hacer la gracia, alguién sin ningún otro interés ?

Moraleja: Antes de creerte a pie juntillas nada que te venga por correo, compruébalo antes. Yo ya caí en su día, “nunca mais”!

Deja un comentario