Una de las ventajas que presenta Internet frente a cualquier otro medio de comunicación es la rapidez e inmediatez con la que se expanden las noticias. Esto es bueno, pero también presenta inconvenientes. Si, obviamente me refiero a la difusión de HOAX (bulos) y su impacto.

Si, yo también fuí incauto en su momento y acepte, sin preocuparme de enterarme de la verdad, de un HOAX.

Sobre el que quiero escribir es sobre uno referente al consumo de ciertos medicamentos y que comienza así:

Medicamento Suspendido

DIFUNDIR
URGENTE, RIESGO DE MUERTE.

El Ministerio de Salud a través de la (Agencia Nacional de
Vigilancia Sanitaria) suspendió la distribución, manipulación,
comercialización denominada FENILPROPALAMINA

…..

Tenía todas las pintas de no ser de fiar, y hoy me confirman la sospecha, remitiendome a la siguiente página de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios: “Nota informativa de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios relativa a la Fenilpropanolamina“.

La pregunta es, ¿ quién es el responsable de lanzar estos bulos, las empresas con productos competidores ? ¿ Por hacer la gracia, alguién sin ningún otro interés ?

Moraleja: Antes de creerte a pie juntillas nada que te venga por correo, compruébalo antes. Yo ya caí en su día, “nunca mais”!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.