Leyendo esta noticia: “Obama, indignado por los ‘bonus’ de Wall Street mientras los contribuyentes pagan el rescate“, la verdad es que el sorprendido soy yo, de que él se sorprenda.

¿ Pero es que alguien dudaba de que sin poner ningún tipo de control y/o “cortar cabezas”, quien nos ha llevado (a todos no sólo a los Americanos) a la situación actual, iban a redimir sus pecados y convertirse al “cristianismo” sin más ?

Si alguien lo creyó pecó, y mucho, de ingenuo. Esos que sin pudor han jugado con el dinero, además de con las ilusiones, esfuerzos y dedicación de una cantidad ingente de personas, con el único propósito de lucrarse cuanto más y más rápido mejor, no pueden dejar esa adicción sin ayuda. Y la ayuda, desde mi punto de vista, no debería ser otra que las imputaciones legales que correspondan (aquí seguramente sean pocas, porque ya se habrán encargado de que así sea), y el control y supervisión estricta por parte de la administración, tanto de la labor que desarrollan como de la remuneración que obtienen por ella.

Claro, así estos elmentos pudiéran pensar que tenía razón ZP y que no hay crisis.

Aquí en España, aunque no es exactamente igual, el tema va por los mismo derroteros. La cantidad de millones que se han destinado a garantías para que las diferentes entidades financieras reactiven la concesión de crédito a empresas y particulares ¿ dónde está ?, porque recuerdo que en diciembre se nombraba el 15 de enero de 2.009 como fecha en la que estas entidades IBAN empezar a abrir el grifo y de esa manera ayudar a la reactivación del consumo y como consecuencia a la reactivación de la economía. Ahora al parecer es que es un proceso que tardará en tener su efecto.

No he indagado mucho en el origen de los millones destinados a esta “solución”, pero sospecho que un gran porcentaje, si no todo, saldrá de las aracas del estado y por lo tanto de los impuestos que todos pagamos. De nuevo juegan con nuestro dinero, de una forma o de otra.

Deja un comentario