Desde hace unos años estoy matriculado en la UNED. La idea es, poco a poco pues realmente no es una necesidad imperiosa, obtener, en mi caso, la licenciatura.

Esta semana y la segunda de Febrero son los exámenes del primer cuatrismestre, algo que representa uno de los 3 hitos en materia de “estrés” durante todo el año. El mes anterior a dichos exámenes intento concentrar el mayor número de horas posibles de estudio, que trabajando “por cuenta ajena” y teniendo otros proyectos en mente, se hace duro.

En mi caso, y después de experimentar con el número de asignaturas y el método de estudio, llegué a la conclusión de que sólo debía matricularme de 3 asignaturas por cuatrimestre (en mi carrera todas las asignaturas son cutrimestrales). De esta forma puedo dedicar un mes completo a cada asignatura y el último mes, dedicar una semana de estudio más concentrado y “práctico”. Cuando empecé, intenté repartir el tiempo semanal entre todas las asignaturas del cuatrimestre, pero lo único que conseguí fue no terminar nunca un temario completo y estresarme excesivamente por intentar abarcar mucho de golpe. Decidí poner en práctica el esquema que he comentado antes, y de momento creo que funciona.

Aún así, y viviéndolo desde dentro, estudiar en la UNED cuando trabajas, tiene mucho mérito por el esfuerzo, constancia y automotivación que requiere. En mi caso, además de obtener una licenciatura, habré conseguido reforzar/corregir ciertas actitudes que obviamente eran mejorables.

Gracias a Dios, o mejor, gracias a los compañeros y a la tecnología, puedes encontrarte numeras webs con apuntes de cada asignatura, exámenes de años anteriores, foros de asignaturas, etc … que suponen un recurso inestimable para concentrarte en lo realmente importante, y no dispersarte e irte por las ramas, que sinceramente es muy sencillo al no tener una referencia clara de lo que es importante en cada asignatura y lo que es accesorio.

Me contaba un compañero que termino la carrera que comenzó en la UNED, que a medida que pasan los años/cursos, te vas dando cuenta de que hay menos gente haciendo el examen correspondiente, y es completamente cierto. Entre los exámenes de las asignaturas de 1º y las de 2º, a ojo de buen cubero pueda haber una media de un 30/40 % menos de gente, y si esto lo vamos extrapolando a cada uno de los 3 cursos que restan (hasta hacer 5), en las asignaturas de 5º debe haber veces en las que no se presenta nadie. Esto refuerza la idea de la necesidad de automotivarse para no abandonar, pues hay momentos en los que es verdaderamente fácil tirar la toalla.

Si estudias en la UNED, si eres compañero/a de penurias, ÁNIMO, es duro, pero merece la pena. Sabrás como yo el “subidón” que se siente cuando apruebas un exámen, aúnque sólo sea con un 5 (nota que para mi represanta matrícula de honor).

Deja un comentario