Una de las palabras (acrónimo en realidad) que con mayor frecuencia podemos leer, escuchar y ver en las noticias últimamente es ERE (Expediente de Regulación de Empleo).

Puedo comprender que haya sectores y empresas afectados, en mayor (inmobiliarias) o menor medida, pero que de forma generalizada a todas las empresas les “sobre” gente, me parece un exceso. ¿ No será que también es el momento para deshacerse de trabajadores sin crear mala fama en el mercado/sociedad ? Como estamos en crisis si despido gente hoy, mañana cuando pase el temporal, la sociedad ni se acordará, porque al igual que yo lo han hecho otras tantas empresas. MI IMAGEN NO SE VERÁ AFECTADA.

La manera de buscar soluciones a esto de la escasa demanda, varian en función, según mi punto de vista, de la intencionalidad de la compañia que despide. Las hay que buscan la forma de mantener todos los empleos, eso si repartiendo entre “todos” (sobre esto habría que profundizar más) la situación de crisis, como es el caso del fabricante de automóviles SEAT, y otros que aún habiendo obtenido resultados y dado dividendos, también se quieren apuntar al carro. Para mi queda claro quien busca una solución para todos y quien busca tan sólo librarse de costes de estructura.

Que no vivimos en una época de bonanza, está claro, pero la ética con la que en las universidades actuales se dice que se deben gestionar las empresas, creo que es algo tan sólo teórico, porque a los mismo que gestionan empresas que dadas las circunstancias descritas arriba (beneficios + dividendos) pretenden despedir empleados, algún grupo de iluminados les da el premio al mejor directivo del año.

De nuevo, y como casi siempre, estamos en el lado equivocado, en el de las marionetas.

Deja un comentario