Si señor Rajoy, nadie lo duda.Y si, seguro que se ha sacado de contexto, que es un mal entendido, y que vd. no se refería a lo que todos pensamos que se refería.

Ver desfilar durante varias horas (desconozco el tiempo, porque sinceramente jámas lo he visto) a “nuestros ejercitos”, sin otra cosa más que hacer que charlar con el político que te han colado al lado (que esto ya si que es el colmo del aburrimiento) y encima un domingo, con lo bien que se esta en casa con la familia, es un COÑAZO.

La diferencia esencial entre que yo haga estas declaraciones y que las haga usted señor Rajoy, es que yo no cobro del estado un sueldo y yo no tengo porque mentir en cuanto a mis creencias y pensamientos. Usted si señor Rajoy, que para eso se le paga y mucho. Y si tiene que decicar las 24 horas de un domingo a saludar a cada uno de los integrantes de cada uno de los cuerpos de nuestros ejercitos, pues tendrá que hacerlo por mucho que le aburra. Le recuerdo que vd. no cobra “los 300€”, cobra algunos más a cargo de todos los españoles.

El problema no es en sí estas declaraciones del Señor Rajoy, el problema es algo más amplio, y extendido en la clase política. Vaya coñazo he soltado! Exclamaba Aznar en un discurso en el parlamento Europeo. Al parecer para los componentes de este partido, la política en general les aburre y mucho.

Claro, que nuestros amados gobernantes actuales no se libran. Esto te lo sabes en dos tardes, le decía un componente del partido a nuestro actual presidente hace ya algunos años cuanto este aún era un “lechón”. Efectivamente, al final hubo de ser cierto que con un par de tardes valía, y así nos va.

Esto, que en el más común de los mortales sólo provoca una situación embarazosa para el “pillado”, para un político representa, o al menos debería, algo mucho más serio, pues pone de manifiesto el verdadero “yo”, el subconsciente más profundo y las verdaderas intenciones e intereses del pillado.

Conociendo cosas como esta, se puede entender mejor la situación global actual. ¿ verdad ?

Deja un comentario