Supongo que no debe ser muy agradable para una compañía asumir y sobre todo reconocer, que los usuarios prefieren hacer un “downgrade” a usar lo que en principio adquirieron.

Eso es lo que según recoge una encuesta realizada por la empresa Devil Mountain Software (detalles de la noticia aquí) ocurre en la realidad. Según esta encuesta en 1 de cada 3 ordenadores (33,3%) que se vendieron con Windows Vista preinstalado ahora se ejecuta Windows XP.

Esto obviamente se puede achacar a problemas técnicos, que seguro (como todo producto software) Windows Vista posee, pero en el fondo, en este caso concreto creo que el análisis debe ir más allá.

Antes de continuar, debo decir que no uso Windows Vista, por lo que todos los comentarios que realice están basados en la diferentes informaciones y noticias que he ido leyendo y recibiendo de conocidos que lo han probado.

Una de las actitudes básicas, y creo que no sólo para este producto, sino como “norma” de la compañía que fabrica Windows Vista, es la poner a la venta productos concebidos y “deseados” por sus técnicos/científicos/especialistas, sin tener muy en cuenta al usuario final. Esta claro que cualquier avance científico/tecnológico tiene un componente de apuesta y de intentar convencer al usuario final de las bondades de lo que se presenta, pero bajo mi criterio lo primero que se ha de plantear una compañía ante una situación de este tipo es:

¿ realmente esta característica la desean y es buena para los usuarios o es una característica que responde a necesidades procedentes de otros intereses ?

Me explico, ¿ realmente los usuarios demandaban que el S.O. en todas sus operaciones internas hiciera controles relacionados con el DRM ? Claro, con esta característica ya estás obligando a tus potenciales usuarios a tener un Hardware muy potente (mucho procesador y memoria) o a cambiar el que ya tenían, para tener como contraprestación … (desde mi punto de vista nada, incluso casi apostaría que el 99,9% no deseaban esta característica).

¿ Es necesario hacer que todos los fabricantes de hardware tengan que revisar sus productos para ser compatibles y de esta manera PERMITIR QUE LA INSTALACIÓN DEL S.O. PUEDA CONTINUAR ?  Pues seguramente si tu producto anterior no era muy bueno, y/o no hubiese en el mercado otras alternativas, si, pero no es el caso.

Hasta el momento la perspectiva ha sido de usuario final y único, ahora imagina lo que esto significa en una empresa con varios ordenadores … ¿ Qué pasa cuándo la aplicación que antes funcionaba bien, ahora va el doble de lenta ? ¿ Y cuándo de vez en cuando y sin razón aparente el ordenador se “bloquea” ?

Que esto le ha funcionado en el pasado es cierto, pero los tiempos cambian y las circunstancias también.

Moraleja: Antes de intentar vender algo, entérate si lo que vas a vender es lo que tus usuarios potenciales buscan, y/o están dispuestos a hacer cambios colaterales para usarlo.

Deja un comentario