Leo en esta noticia que, resumiendo, al 83% de usuarios de líneas de telefonía móvil lo que les importa es el terminal, no tanto el servicio.

La verdad es que las operadoras de telefonía lo tienen difícil con esto de la fidelidad, pues la parte más tangible, y por tanto la que al final percibe el mayor porcentaje de usuarios, es el terminal. Luego están las ofertas en las tarifas, pero siendo sinceros, ¿ cuántos de nosotros recordamos el coste de establecimiento por ejemplo ? En el fondo al final del ciclo de facturación nos llega un cargo que nos puede parecer más o menos excesivo, pero ahí queda.

Supongo que una de las razones por las que una vez que la novedad del producto/servicio (poder hablar en cualquier lugar) acabó, aún se siguen “regalando” terminales con las altas, portabilidades, etc … Supongo también que tener terminales exclusivos para un operador refuerza este argumento.

Al final la percepción de producto/servicio que se tiene de las operadoras de telefonía móvil es el terminal, cosa curiosa porque ese terminal es producido por otra marca (fabricante del terminal) a la que en raras ocasiones “pagas” pero que es quien “prescribe” al operador, según todo esto.

Deja un comentario