Parece que al final, lo que llevo “predicando” en estos últimos años empieza a ser una realidad. Vale, quizá aún los precios no sean “atractivos” pero está claro que una bajada del 20% en los precios que se estaban manejando últimamente, es una bajada importante.

Que este momento iba a llegar estaba claro. Si la vivienda ha llegado a subir a un ritmo de más del 15% según  la Sociedad de Tasación S.A. (según un portal inmobiliario en el caso de Madrid <página 17> el incremento interanual ha llegado a ser de más de un 25% ), y  al menos a mi alrededor los salarios rara vez han subido más del 5%, tan sólo hay que encontrar las “7 diferencias”…

Por otra parte los bancos, en mi opinión culpables en gran medida de este período de burbuja, ahora ya no dan más del 60% de la tasación (que por cierto, empieza a aproximarse más al precio real) sin avales ni garantías, cuando han estado dando hasta el 110% de la misma.

Con este nuevo panorama, y con el euribor marcando records, o se ajusta el precio o, como ya estamos viendo, las inmobiliarios lo van a pasar realmente mal. Porque recordemos que ya “oficialmente” si estamos en crisis, y no sólo en una desaceleración acelerada.

Esto me confirma que realmente somos “animales sociales” y que vivimos tal y como nos “marcan”, tanto los que gobiernan y conocen el mecanismo, como el “grupo” social al que pertenecemos que nos obliga a superponer los intereses del grupo por encima de los nuestros personales.

Deja un comentario