Si, HEMOS en mayúsculas.

Aprovechando el momento que estos días estamos viviendo en España, tras haber ganado la Eurocopa de Fútbol, me gustaría destacar algo que continuamente y hasta la saciedad han repetido tanto jugadores, como seleccionador en cada una de las diferentes entrevistas que han dado a la prensa:

“Ha ganado un grupo de personas.”

El símil con el mundo empresa es inevitable, pues en cierto modo la selección es una empresa gestionada por un individuo y con un grupo de personas que ejecutan la estrategia marcada por, en este caso, un seleccionador.

Lo complicado es conseguir convertir un conjunto de personas en un GRUPO de personas, que miren en la misma dirección, tengan los mismo intereses, y tiren de la cuerda hacia el mismo lado.

En cierto modo siempre que ronda por mi cabeza esta cuestión de la motivación (al final es eso, motivar de la forma adecuada a un grupo) llego a la conclusión de que es cierto que hay un componente económico, al menos en entornos empresariales, pero que el catalizador no es ese componente (no quiero decir con esto que no sea importante), sino más bien algo que en lo más profundo de la psiquis de cada individuo salta como un resorte y hace que la motivación exógena que pueda recibir se convierta en endógena. Es en ese momento, cuando todos los componentes de un conjunto de personas están automotivados, cuando se convierten en un grupo y son capaces de conseguir cualquier objetivo.

Está claro que en 99,9% de los casos en los que se nos presenta a una única persona como único responsable de un logro, si rascas en los orígenes de ese logro, encontrarás a un grupo de personas anónimas responsables en igual grado del éxito (o el fracaso).

Divagando un poco más … este país podía aprender un poco de esta victoria de grupo de nuestra selección española. ¿ no ?

3 Comentarios en “HEMOS ganado

  1. Hola majete,

    Estoy de acuerdo en gran parte de lo que cuentas de la motivación, y de la diferenciación entre conjunto y grupo de personas. Sólo un comentario, en cuanto al factor motivador del dinero.

    Yo tengo mi teoría, y es que el dinero no es motivador, sino todo lo contrario, es un factor desmotivador. El ejemplo lo tenemos cada uno e nosotros en nuestras revisiones salariales (si es que las tenemos). Al principio nos parecen muy bien, y nos dan alegría y fuerza para trabajar, pero pasado no más de un mes, nos parece simplemente que nos han dado lo que nos merecemos, así que tampoco lo vemos como algo por lo que tengamos que estar agradecidos y motivados, sino como algo normal, consecuencia de nuestro trabajo. Cuando han pasado tres meses, ya te empieza a parecer injusta esa revisión salarial, que no hacía tanto te parecía tan extraordinaria, además te has enterado de que a fulanito le pagan algo más, y por ahí si que no, ese que no sabe hacer la “o” con un canuto … anda y que trabaje él …

    Por eso digo, que para motivar y generar grupo, se deben buscar y potenciar otros factores y no buscar el chantaje del dinero. Con esto no quiero decir que no nos tengan que pagar y revisar nuestros salarios, que todos trabajamos por dinero, sino que hay que tener cuidado con esto.

    Un abrazo,

    P.D.: Te falta cada vez menos para escribir bien. Algún signo de puntuación bien puesto, y no hacerte lío con tildes, haches, la “y” o la “ll”. Por lo demás te veo de lo más correcto.

    Ahora buscarás alguna falta de ortografía en lo que he escrito yo, y te reirás de mí.

  2. Este Nogal es un listo me parece a mí :-p

    Tened en cuenta que la motivación para este grupo de jóvenes futbolistas era de un millón de euros, de las arcas del estado, por supuesto.

    Ciao!

  3. Creo que para motivar a un grupo hay que buscar cuales son los sentimientos, pensamientos, ideas, ect. que les hacen andar en el mismo sentido y dirigirlos hacia el objetivo que se pretende lograr, si además hay un fondo de dinero que se pueda repartir a partes iguales, pues mejor. Pero yo también creo que el dinero solamente no motiva.
    En cuanto al simil que haces con el país, el principal problema es que nuestros “queridos, admirados y nunca bien ponderados” políticos, se empeñan en decir que hay que tener en cuenta los “hechos diferenciales” en vez de potenciar los “hechos comunes”, ya que esto acabaría con esos deseos de que cada localidad tiene que ser diferente de la otra, para tener mas poder y vivir mejor.
    Amigo Nogal, te ruego disculpes mi mala sintaxis y posibles faltas de ortografía, pero no estoy acostumbrado a escribir y me gustaría que me dieras algunos consejos.
    Un abrazo.

Deja un comentario