Echando un vistazo rápido a mi fuente principal de noticias ( 😉 ), encuentro 2 relacionadas ( una y dos ) y que siempre que leo algo sobre el tema, llego a la misma conclusión.

Una de las cosas con las que más se machaca en el ámbito empresa es la necesidad de adaptación de tu negocio a:

  • El entorno
  • Necesidades de los clientes

El tema de las discográficas (no, no me refiero a las acompañantes de Rodolfo) es un tema que supongo (y sobre todo espero) se trate en un futuro en cualquier Master y carrera relacionada con el mundo empresa, si no se está usando ya como “caso”, pues creo que es uno de los mejores ejemplos de como no actuar y dirigir un negocio.

mmm Pero si no es únicamente una Discográfica en concreto, si es el Sector!!! Mejor aún, el mejor ejemplo de como no se debe dirigir un negocio y seguir los pasos del sector en el que actúas.

Señores, ¿nadie les a dicho que corriendo los tiempos que corren la empresa tiene una necesidad imperiosa de reinventarse constantemente para dar al cliente lo que el cliente desea? ¿Pero esto no era una máxima en marketing? Pues esta gente o no la conoce o no lo entendió cuando lo escucharon.

Esta claro que el modelo de negocio tradicional de las discográficas era lo que las compañías deseaban, no lo que los clientes demandaban, pero claro no había manera alternativa de obtener el producto/servicio (aunque siempre han existido las copias ilegales, para que engañarnos <cassettes>) hasta que allá por 1.995 (que lejos se ve ya, ¿no?) aparecen las “autopistas de la información” y con ellas un efecto colateral no previsto por los grandes intereses económicos: ¡Internet llegó para quedarse, Y PONER EN CONTACTO A LAS MASAS!

Y aquí es donde comienzan los problemas y crecen de manera exponencial. No ha sido hasta después de muchos años (unos 15), cuando se han decidido a mover ficha y buscar alternativas, ofreciendo al cliente, lo que el cliente desea. Esta claro que los beneficios que obtenían cuando actuaban en cierto modo como un monopolio, hoy en día son difíciles de obtener, pero es que no siempre llueve a gusto de todos.

Recuerdo que hace unos años, justo previo a un cambio organizacional importante, nos regalaron un libro a todos los empleados “¿Quién se ha llevado mi queso?”. Me parecio especialmente interesante la forma en la que se narra y lo ilustrativo y grafico que es: O cambias y te adpatas, o estas muerto.

2 Comentarios en “¿Quién se ha llevado mi queso?

  1. Bueno, que decir.
    Hoy en día toda regla tiene su excepción, y aunque lo he entendido, no me ha quedado muy claro.
    Chao.

Deja un comentario